Maestros jamoneros
desde 1920

Especializada en ibéricos y serranos desde 1920, Redondo Iglesias es una empresa familiar que conjuga en la elaboración de sus productos, los valores y métodos tradicionales, con la más moderna tecnología y los procesos de control más exigentes, asegurando un producto “premium” en todas sus vertientes. Nuestro compromiso con la calidad y la excelencia de nuestros jamones, nos ha permitido alcanzar mercados internacionales, convirtiéndonos así en auténticos embajadores de marca.

 

DESDE 1920

Nuestros Orígenes han marcado la historia de Redondo Iglesias. La empresa familiar inicia su andadura en el año 1920. Desde entonces y hasta ahora, hemos crecido con una única manera de entender las cosas … y es que en 100 años nuestro espíritu no ha cambiado.

Es así como todos nuestros cerdos ibéricos son criados “como antes”, en libertad, con una alimentación natural y equilibrada y en las mejores dehesas. También en nuestras bodegas seguimos manteniendo un largo proceso de secado, como antaño se hacía, con el fin de garantizar un resultado óptimo.

Desde 1920 muchas cosas han cambiado, pero nuestra esencia, nuestro cuidado y mimo en todas y cada una de nuestras piezas, sigue siendo el mismo.

BELLOTA (48)

candelario (10)

SALAMANCA, CUNA DE NUESTROS IBÉRICOS

Nuestros Orígenes han marcado la historia de Redondo Iglesias. La empresa familiar inicia su andadura en el año 1920. Desde entonces y hasta ahora, hemos crecido con una única manera de entender las cosas … y es que en 100 años nuestro espíritu no ha cambiado.

Es así como todos nuestros cerdos ibéricos son criados “como antes”, en libertad, con una alimentación natural y equilibrada y en las mejores dehesas. También en nuestras bodegas seguimos manteniendo un largo proceso de secado, como antaño se hacía, con el fin de garantizar un resultado óptimo.

Imagen jamón pinzas web
RI IMAGEN (46)

RECETA TRADICIONAL, SABOR AUTÉNTICO

Desde 1920 muchas cosas han cambiado, pero nuestra esencia, nuestro cuidado y mimo en todas y cada una de nuestras piezas, sigue siendo el mismo.

La elaboración artesanal, nuestro proceso tradicional y la curación reposada en bodegas naturales, hacen posible que todas y cada una de nuestras piezas sean únicas, y conserven los sabores originales y auténticos de hace un siglo.

En Redondo Iglesias cuidamos minuciosamente cada paso, respetando nuestra ancestral receta y asegurándonos de mantener los más altos estándares de calidad. Es así como todos nuestros jamones y embutidos, ibéricos y serranos, poseen unas características organolépticas personales y uniformes.
Además, atendiendo a las nuevas tendencias de mercado, nuestra producción se haya libre de alérgenos, consevadores y aditivos por lo que nos encontramos ante un producto natural, ideal para una dieta equilibrada, con un aroma intenso, una textura jugosa y un sabor excepcional.